OBRAS DE SÓFOCLES

De Sófocles conservamos las siguientes obras: Áyax, Las traquinias, Antígona, Edipo rey, Electra, Edipo en Colono y Filoctetes





ÁYAX


yax.jpg
Suicidio de Áyax


Estamos en tiempo de la guerra de Troya. Aquiles ha muerto, y Tetis presenta sus armas al ejército griego para que se las entreguen al más valiente de los héroes. Áyax esperaba que se las dieran a él, pero se las conceden a Ulises. Ulises investiga unas huellas para tratar de descubrir quién ha sido el que ha matado a los animales que los griegos tenían como botín. Todo apunta hacia Áyax.

El enfado de Áyax
En ese momento se le aparece Atenea, diosa aliada de los griegos, y le aclara el asunto. Áyax, enfadado porque le han dado las armas de Aquiles a Ulises, intentó matar a los jefes, Menelao y Agamenón, así como al propio Ulises, pero Atenea hizo que pensara que los animales eran las personas. Áyax mató aalgunos y a otros, especialmente al que confundía con Ulises, los llevó a su tienda para torturarlos. Cuando sale de su enajenación, su esposa Tecmesa, le cuenta todo lo que ha pasado, y al saberlo todo promete matarse. Tecmesa intenta que no lo haga poniendo de relieve la situación en que quedarán ella y su hijo, a lo cual Áyax parece reaccionar.


El sucidio de Áyax
Poco después sale de la tienda y va a la playa. Mientras tanto llega un mensajero con un mensaje de Teucro, hermano de Áyax, diciendo que le dejen salir de la tienda, pues el adivino Calcante le vaticina presagios funestos. Pero ya es tarde, Áyax está en la playa y clavando la cruz de su espada en la arena, espada que le regaló Héctor, se arroja sobre ella. Teucro quiere enterrar el cadáver, pero a ello se oponen Menelao, con el que mantiene una viva discusión, y Agamenón. Por fin, Ulises consigue convencer a Agamenón para que deje enterrar el cuerpo de Áyax. Mediante esta acción se hace amigo de Teucro.





LAS TRAQUINIAS

Las_traquinias.jpg

Fecha: Entre los años 458 y 438. Las Traquinias son el coro, las jóvenes de la ciudad de Traquis.


Contexto: Heracles está casado con Deyanira, hija de Eneo, con la que se casó después de vencer al río Aqueloo, que la pretendía. Cuando la llevaba a casa, tuvieron que cruzar el Eveno, torrente impetuoso. El centauro Neso se ofreció para transportar a Deyanira y, cuando estaba en medio del río, intentó abusar de ella. Heracles lo mató con una flecha. Mientras moría, el centauro dijo a Deyanira que cogiera su sangre y untara con ella la túnica de Heracles, así le sería fiel para siempre. Pasan varios años. Castigado por Zeus, Heracles sirve durante un año como esclavo de Onfale. Después de esto, marcha contra Eurito, rey de Ecalia, toma la ciudad y se apodera de Yola, hija del rey.


Sinopsis: En Traquis espera Deyanira la vuelta de Heracles, ausente mucho tiempo. Está angustiada, pues no sabe nada de él. Envía a su hijo Hilo en busca de noticias. Aparece un mensajero, que le trae la noticia de que Heracles está vivo. Luego llega Licas, heraldo de Heracles, y le confirma esto, al tiempo que trae con él un grupo de prisioneros, entre los que viene Yola. Vuelve el primer mensajero y le cuenta a Deyanira la verdad, que Hércules atacó a Eurito movido de pasión por Yola. Deyanira no puede ni quiere renunciar a su amor, y recuerda la sangre del centauro. Unta con ella la túnica y se la manda a Heracles con el mensajero. Mas tarde, Hilo viene con la noticia de lo que realmente pasa, que al ponerse la túnica Heracles parece consumirse y sufre grandes dolores. Deyanira se suicida, mientras Heracles pide a su hijo que lo llevan al monte Eta y quemen allí su cuerpo.






ANTÍGONA


antigonavodiedipaiztebe.jpg



Situación: La acción se sitúa en Tebas. Se relaciona la obra Los siete contra Tebas de Esquilo. Se representó en los años 442-441. Antígona era una de las dos hijas de Edipo que quedaron bajo el cuidado de Creonte, su tio, cuando Edipo se autoexilio de Tebas. Antígona es uno de los personajes femeninos más relevantes de la tragedia griega


Contexto: Los hijos de Edipo, Eteocles y Polinices, perecen luchando entre sí por la posesión del reino que dejara su padre Edipo. Eteocles lucha como defensor de la ciudad, pues él ocupa el trono, Polinices como atacante. Al morir los dos, Creonte ocupa el trono.


Argumento: Creonte ordena que Eteocles sea sepultado con todos los honores, mientras que Polinices, considerado traidor, sea dejado insepulto. Antígona, hermana de los dos anteriores, comunica a su hermana Ismena que ella no cumplirá esa impía orden, y pide que la acompañe a enterrar a Polinices. Ismena no quiere. Antígona se dirige sola a cumplir lo que estima su deber. Creonte convoca a los ancianos para explicarles esa orden y mientras están reunidos un guardia anuncia que alguien a cubierto con tierra el cadáver de Polinices. Fue Antígona, a la que sorprenden y conducen ante Creonte. Antígona defiende su deber, pues era su hermano, y es mandato de los dioses enterrar a los muertos. Creonte se encoleriza y manda encerrarla en una cueva y dejarla morir allí, aunque Antígona es su sobrina y prometida de su hijo Hemón. El adivino Tiresias previene a Creonte y le anuncia grandes desgracias si no cesa en su ofuscamiento. Creonte cede al fin y manda a buscar a Antígona, pero cuando llegan Antígona ya se ha ahorcado y Hemón se clava la espada delante del cadaver. Eurídice, esposa de Creonte, también se suicida mientras maldice a su marido






EDIPO REY

edipo_rey.jpg

Situación
La tragedia Edipo Rey ha sido considerada, también por Aristóteles, como la obra maestra de Sófocles y modelo insuperable del arte trágico griego. Su fecha de representación se estima entre los años 430 y 425 a.d.C. Tanto la obra en sí como sus secuelas y las obras referidas a la saga de Edipo constituyen una de las líneas dramáticas más ricas de la tragedia griega.

Contexto
Edipo era hijo de Layo, rey de Tebas, y de Yocasta. Un oráculo había anunciado que el hio de ambos mataría a su padre y casaría con su madre. Cuando nació Edipo, lo abandonaron a su suerte para que muriera. Pero fue rescatado y llevado a Corinto, donde le acogen los reyes de la ciudad. Creyendo que los reyes de Corinto eran sus padres y para evitar el cumplimiento deloráculo, se marcha a Tebas. Antes de llegar, en una discusión en un cruce de caminos, mata a su auténtico padre, Layo. Sigue hacia Tebas, ciudad a la que libera de la Esfinge, a raíz de lo cual casa con su auténtica madre, Yocasta.


Resumen
Años después de liberar a Tebas de la Esfinge, Edipo es rey de la ciudad y está casado con Yocasta. Ignora que Yocasta es su madre y que Layo, el anterior rey y esposo de Yocasta, fuera su padre. Se declara en Tebas una terrible peste, por lo que un grupo de ciudadanos van a palacio a pedirle a Edipo que averigüe la causa de sus males.

Creonte, su cuñado, que acaba de regresar de Delfos, donde lo mandó Edipo a consultar el oráculo, le dice que es preciso alejar de la ciudad a los asesinos de Layo. Para descubrirlos, Edipo recurre a Tiresias, el adivino ciego. Tiresias no quiere hablar, Edipo le acusa de ser él el responsable, lo que le ofende y hace decir dice que el causante de todo es el mismo Edipo. Éste, enfurecido, le acusa de haber maquinado esa acusación con Creonte para echarle del trono. Tiresias entonces le desvela que él mismo, Edipo, es el asesino de Layo, que quedará ciego, que se dará cuenta de que es hermano y padre de sus hijos, hijo y esposo de su mujer, crímenes nefandos por los que Tebas es castigada. Edipo indaga y descubre horrorizado que, en efecto, él mató en un encuentro fortuito a su padre Layo, ignorando su filiación, que después, cuando llegó a Tebas, se casó con su madre, Yocasta, de la que nacieron cuatro hijos. Yocasta, no resiste tal horror y se ahorca. Edipo se hiere los ojos con los broches de Yocasta, quedando ciego. Después de confiar sus hijos a Creonte, marcha voluntariamente al destierro.



ELECTRA
electra.jpg


Situación: Representada probablemente entre los años 418 y 414 a.d.C. Eurípides escribió también una Electra, pero Sófocles la pone en el centro de la tragedia, ella es la protagonista.


Contexto: Orestes y Electra son hijos de Agamenón, rey de Micenas. Agamenón fue asesinado por Egisto con la complicidad de Clitemestra. Orestes puedo escapar a la muerte gracias a Electra. En el trono de Micenas se encuentra ahora Egisto, casado con Clitemestra. Orestes vuelve, por orden de Apolo, para vengar la muerte de su padre.


Argumento: Orestes, Pílades, su amigo mudo y el Pedagogo vuelven a Micenas, pero, para no ser reconocidos, inventan la estratagema de que el Pedagogo se acercaría a palacio y diría que le envía Fanoteo, amigo de Egisto, para anunciar la muerte de Orestes en la carrera de carros de los juegos píticos. Mientras tanto, Electra se lamenta en palacio de su situación, de tener que vivir con el asesino de su padre y con su madre, cómplice y ahora esposa de Egisto, y trata de convencer a su hermana Crisótemis de hacer algo al respecto, pero esta prefiere mantener las cosas como están. Mientras Electra mantiene un duro diálogo con Clitemestra, aparece el Pedagogo y anuncia la muerte de Orestes. Clitemestra se alegra y Electra se hunde en la desesperación. Pero Crisótemis llega poco después a decir que ha descubierto un bucle de pelo de Orestes en la tumba de su padre. Electra no puede creerlo y propone a Crisótemis asesinar a Egisto. Poco después, Orestes y Pílades llegan con las supuestas cenizas de Orestes. Electra se abate, pero Orestes se descubre y Electra estalla en alegría. Entonces Orestes se las ingenia para entrar en palacio y, siempre instigado por Electra, autora real de la venganza, dar muerte a su madre y, más tarde, a Egisto.



EDIPO EN COLONO
EDIPO-EN-COLONA-SOFOCLES.jpg


Situación: Es la última de las obras de Sófocles, compuesta casi a los noventa años, pero que no fue representada hasta el 401 a.d.C, cinco años después de la muerte de su autor.


Contexto: Edipo, rey de Tebas, en cumplimiento de un trágico destino, mató a su padre y se casó con su madre, de la que tuvo cuatro hijos: Eteocles, Polinices, Antígona e Ismena. Los dos varones se disputan el trono de Tebas. El oráculo ha profetizado que ganará el que tenga de su parte a Edipo.

Argumento
Edipo, ciego y cansado después de muchos años de destierro, llega a Colono, pueblo del Ática, cerca de Atenas, acompañado por su hija Antígona. Un ciudadano de Colono les informa de que pisan suelo sagrado dedicado a las Euménides y les conmina a marcharse. Edipo se niega. Llegan más ciudadanos, y al enterarse de su identidad, quieren echarlo del lugar. Edipo pide que avisen al rey del lugar, que a la sazón es Teseo. Mientras van a buscarlo, llega Ismena, su otra hija, quien le cuenta lo que pasa en Tebas y que van a venir a por él. Teseo llega hasta Edipo y le ofrece protección. Poco después se presenta Creonte, aliado de Eteocles, y pretender conseguir que Edipo le acompañe. Este se niega, pero Creonte captura a sus dos hijas e intenta llevárselo con violencia. Se oponen los colonenses y Teseo, que impide la acción y va en busca de las secuestradas. Viene entonces Polinices, pero tampoco consigue convencer a su padre. En este punto, se oye tronar, señal de Zeus para anunciar la muerte de Edipo, quien reclama a Teseo, puesto que él será el único que conozca el lugar de su sepultura, sepultura que atraerá bienes sobre el país. Ambos entran en el bosque de las Euménides.