ORESTES, EL HÉROE VENGADOR



Orestes_y_las_Furias.jpg
Orestes y las furias



Orestes, figura principal del teatro griego, es protagonista de la Orestea y otras obras de teatro. Pertenece al ciclo micénico.

Orestes pertenece al ciclo micénico de personajes de la tragedia. Si el ciclo tebano construye las grandes figuras de Edipo y de Antígona, en este ciclo sobresalen Orestes y su hermana Electra. Diversas tragedias desarrollan sus personalidades y caracteres hasta hacer de ellos tipos dramáticos y humanos universales.

Orestes

Orestes era hijo de Agamenón, jefe de los griegos que marcharon contra Troya, rey de Argos (o Micenas o Lacedemonia) y Clitemnestra, hermana de Helena, la que escapó con Paris y fue motivo para iniciar la guerra. Orestes tuvo tres hermanas, Crisótemis, Laódice (Electra) e Ifianasa (Ifigenia), de las cuales las dos últimas merecieron también tratamiento dramático. De su unión con Casandra, su botín de guerra en Troya, Agamenón también fue padre de Pélope y Teledamo, hermanastros, pues, de Orestes

Ifigenia

Se le asignan varios episodios en la mitología, pero se refieren al teatro especialmente los que tienen que ver con la venganza del asesinato de su padre. Aparece en Áulide, donde acompañó a su madre y a Ifigenia cuando ésta fue sacrificada. De tal suceso arranca la tragedia que va a acompañar a la familia Atrida. La flota aquea que se dirigía Troya se encontraba en Áulide y, consultado el adivino Calcante, éste dijo que sólo se podría romper la calma si se sacrificaba a Ifigenia, la hija de Agamenón. Éste se negó, pero presionado por Menelao y Odiseo cedió. Mandó a por su hija con la excusa de casarla con Aquiles. Calcante sería el encargado de sacrificarla. La leyenda cuenta que en el momento de matarla la diosa Ártemis se la llevo a Táuride.

El asesinato de Agamenón

Clitemnestra desde entonces guardó rencor a su marido. A la vuelta de Agamenón victorioso de Troya, con Casandra como botín de guerra, lo mata con la ayuda de Egisto, con quien ya estaba unida adúlteramente. Este asunto se desarrolla en la tragedia Agamenón,de Eurípides. Cuando sucede el asesinato de Agamenón a manos de Egisto y Clitemnestra, Orestes logra salvarse debido a que su hermana Electra lo llevó a la Fócide, donde se crió en la corte del rey Estrofio, padre de Pílades, que aparece como compañero suyo en la tragedia Las coéforas.

La venganza de Orestes

Cuando llegó a ser adulto, Apolo le ordena vengar la muerte de su padre. La muerte de Agamenón, la venganza por parte de Orestes y el castigo y luego redención de su crimen, ocupan la Orestea, de Esquilo, única trilogía que conservamos íntegra. También escribieron sobre Orestes en este tema Sófocles y Eurípides. Esquilo hace que las Erinias persigan a Orestes tras la muerte de su padre, mientras Orestes marcha a Delfos a purificarse en el santuario de Apolo. Aunque lo hizo, no se libró de las Erinias, para lo cual tuvo que someterse a juicio en Atenas. El jurado lo componían doce jueces que empataron en las votaciones, por lo cual tuvo que decidir el voto de Atenea, que lo absolvió. Otras tradiciones lo hacen comparecer en Argos.

El final de Orestes

Una vez absuelto, se dirige a Apolo en busca de orientación sobre su vida, y la Pitia, la sacerdotisa del dios, lo envía a Táuride, a buscar la estatua de Ártemis. Allí se encontrará con Ifigenia. Los habitantes de Táuride retenían a los extranjeros y los sacrificaban a su diosa, y eso hicieron con Orestes y Pílades. Su hermana tuvo que intervenir para liberarlos, hasta que tras varias vicisitudes son auxiliados por Atenea y llevan la estatua al Ática, donde erigieron un templo a Ártemis.

Tras esto, Orestes se estableció en Argólide, se casó con su prima Hermíone, de la que tuvo un hijo llamado Tisámeno. Murió a edad muy avanzada.

Se contaba en Roma que Orestes había muerto en Aricia, y que sus restos se trasladaron a Roma y reposaban debajo del tempo de Saturno